La elegancia de la herencia mediterránea

Nombre: La elegancia de la herencia mediterránea.
Tipo de construcción: vivienda unifamiliar vanguardista con toques árabes.
Localización: Altea.
Fecha de ejecución: 2021.
Arquitecto: Ana Bazon del estudio de arquitectura Anvana Architects.
Superficie: 300 m2.

La elegancia de la herencia mediterránea

Nombre: La elegancia de la herencia mediterránea.
Tipo de construcción: vivienda unifamiliar vanguardista con toques árabes.
Localización: Altea.
Fecha de ejecución: 2021.
Arquitecto: Ana Bazon del estudio de arquitectura Anvana Architects.
Superficie: 300 m2.

Loading...
Loading...
Loading...
Loading...

Descripción

De la mano del estudio Anvana Architects, presentamos otra joya arquitectónica frente al mar: 300 m2 de fusión del estilo más vanguardista y elegante con toques árabes que nos retraen al pasado envueltos en sus arcos y columnas de capiteles grabados. El nuevo proyecto de Blues Simon Group se integra a la perfección con la bahía, combinando tonos grises y blancos con sus amplios ventanales que llenan de luz las estancias.

La apertura al exterior prima en toda la edificación, con amplias terrazas entre las que reina la de 17 metros que rodea la zona de estar, con una piscina infinita que incorpora una catarata central por cuyo mármol cae el agua hasta romper en espuma contra las teselas que emulan conchas y corales del fondo del mar.

El espíritu árabe se respira por doquier, tanto en el diseño paisajístico de los jardines moriscos como en la propia vivienda, con una sala de estar dominada por una gran cúpula central pintada en tonos dorados de la que cuelga una elegante lámpara de araña. La dureza del mármol y la madera contrasta con la suavidad de la alfombra y de la tapicería de terciopelo del sofá y las butacas de estilo clásico que, a su vez, ofrecen el contrapunto a la mesa de líneas rectas y curvas en latón.

Tal y como deseaba su propietario, la decoración de la vivienda se inspira en los grandes hoteles de lujo, creando un espacio clásico y ecléctico con abundantes piezas de anticuario y obras de arte, como las réplicas de Gustav Klimt que el propio dueño ha ido coleccionando por todo el mundo.

El mármol, de nuevo, reina en la cocina con una isla cuyos dorados combinan a la perfección con la grifería, así como con los tonos grises de las paredes y las dos lámparas colgantes geométricas con acabados de bronce. Como sucede en el resto de las estancias, la climatización queda oculta tras las rejillas de mármol especialmente diseñadas y cortadas para tal propósito.

La herencia morisca se percibe también en la conexión de la planta principal con la ampliación de una zona relax, para cuyo acceso se ha creado un eje de simetría al que se accede a través un portón árabe desde el que se divisa un imponente cenador. Un lujo de vivienda desde la que absorber los hermosos amaneceres mediterráneos.

Proyectos
Siguiente
ESTUDIAMOS SU PROYECTO

Descripción

De la mano del estudio Anvana Architects, presentamos otra joya arquitectónica frente al mar: 300 m2 de fusión del estilo más vanguardista y elegante con toques árabes que nos retraen al pasado envueltos en sus arcos y columnas de capiteles grabados. El nuevo proyecto de Blues Simon Group se integra a la perfección con la bahía, combinando tonos grises y blancos con sus amplios ventanales que llenan de luz las estancias.

La apertura al exterior prima en toda la edificación, con amplias terrazas entre las que reina la de 17 metros que rodea la zona de estar, con una piscina infinita que incorpora una catarata central por cuyo mármol cae el agua hasta romper en espuma contra las teselas que emulan conchas y corales del fondo del mar.

El espíritu árabe se respira por doquier, tanto en el diseño paisajístico de los jardines moriscos como en la propia vivienda, con una sala de estar dominada por una gran cúpula central pintada en tonos dorados de la que cuelga una elegante lámpara de araña. La dureza del mármol y la madera contrasta con la suavidad de la alfombra y de la tapicería de terciopelo del sofá y las butacas de estilo clásico que, a su vez, ofrecen el contrapunto a la mesa de líneas rectas y curvas en latón.

Tal y como deseaba su propietario, la decoración de la vivienda se inspira en los grandes hoteles de lujo, creando un espacio clásico y ecléctico con abundantes piezas de anticuario y obras de arte, como las réplicas de Gustav Klimt que el propio dueño ha ido coleccionando por todo el mundo.

El mármol, de nuevo, reina en la cocina con una isla cuyos dorados combinan a la perfección con la grifería, así como con los tonos grises de las paredes y las dos lámparas colgantes geométricas con acabados de bronce. Como sucede en el resto de las estancias, la climatización queda oculta tras las rejillas de mármol especialmente diseñadas y cortadas para tal propósito.

La herencia morisca se percibe también en la conexión de la planta principal con la ampliación de una zona relax, para cuyo acceso se ha creado un eje de simetría al que se accede a través un portón árabe desde el que se divisa un imponente cenador. Un lujo de vivienda desde la que absorber los hermosos amaneceres mediterráneos.

Proyectos
Siguiente
ESTUDIAMOS SU PROYECTO