Grietas en casa: que no cunda el pánico

Descubrir una grieta en casa siempre resulta inquietante. Surgen las dudas: ¿será grave? ¿estará dañada la estructura? Temores que nos acechan, incluso, cuando se trata de una vivienda de obra nueva. ¿Qué debemos hacer?

El primer consejo que daremos es un llamamiento a la tranquilidad. No todas las fisuras en nuestras paredes y techos tienen por qué entrañar gravedad. La segunda recomendación es avisar a un profesional porque, en ocasiones, una simple panorámica le sirve para hacer un diagnóstico inicial.

Parece lógico pensar que, cuanto más finas sean las grietas, menor importancia tendrán. Así es, de hecho, es incluso normal que en las viviendas de obra nueva aparezca alguna fina fisura en los muros provocada, como comúnmente se dice, porque la casa se está asentando en el terreno. Si tuviéramos que ser más rigurosos con el lenguaje diríamos que el forjado ha flechado levemente.

Cosa bien distinta es si, en lugar de ser fina, podemos llegar introducir en la grieta un lápiz o el dedo. De hecho, a partir de 0,5 milímetros de grosor empezamos a dejar de hablar de fisura y nos referimos a grieta. Existen unos límites legales de ‘asentamiento del edificio’ y habría que revisar si esa es realmente la causa o no. Un arquitecto sabrá decirnos si el problema reside en diferencias de niveles en el asentamiento, lo que sí puede suponer un problema grave.

Grietas

Causas

Las causas por las que aparecen estas malas noticias, ya sea por el impacto estético o, aún peor, por el de seguridad que entrañan, son muy diversas. Entre ellas, podríamos destacar:

  • Mala ejecución del enyesado: Es la que, asumido que aparecen grietas, todos queremos tener, porque no trae consigo ni grandes sobrecostes de reparación ni riesgos de seguridad. El mal enyesado se puede deber a su deficiente aplicación o a que se empleó demasiada cantidad, por ejemplo.
  • Sobrecargas: Esta es la otra cara de la moneda, una de las más graves, porque significa que la casa está mal diseñada desde el inicio y el peso de la casa es superior a lo que realmente son capaces de soportar los cimientos.
  • Estrés higrotérmico: Los cambios de temperatura y la humedad tienen efectos en los materiales de construcción, que se dilatan o contraen y, con ello, provocan grietas que no deben preocuparnos en demasía.
  • Materiales de mala calidad: A veces la mala calidad de los elementos con los que se ha construido puede provocar este tipo de desperfectos y, entonces, el criterio de un profesional deberá ser el que determine si, además de ser un problema estético, entraña también riesgo para nuestra seguridad.

Diferencias entre muros

Otro elemento importante a la hora de valorar la gravedad de una grieta es el muro en el que aparece. En este sentido, distinguiremos entre un simple tabique que separa una habitación de otra o un muro de carga, de los de hormigón. En el caso de los primeros, las causas de la grieta pueden ser desde unos materiales de unión de poca calidad o al mismo enyesado, que no se ha aplicado correctamente.

Sin embargo, si la grieta se encuentra en un muro de carga, entonces, es imprescindible averiguar si se debe a problemas estructurales. Del mismo modo, no sólo nos fijaremos en los muros, también en otros elementos estructurales como puede ser el caso de una columna o una viga, por ejemplo.

Paralelamente, las grietas en la mampostería y en el techo han de encender nuestra luz de alarma para una revisión profesional urgente.

Reparación

Identificadas las grietas toca su reparación y en este punto tenemos que diferenciar también en dos tipos de grietas. Si se trata de grietas vivas, esto es, que siguen creciendo, no es recomendable repararlas porque nos impedirán diagnosticar correctamente su origen y, además, nos daremos el trabajo en balde porque volverán a aparecer. Es importante vigilar cómo y a qué velocidad crecen las grietas vivas.

Si se trata de fisuras estables en el tiempo y son superficiales, la solución es sencilla: basta preparar la superficie para rellenarla con masilla y aplicar una nueva capa de pintura.

En cuanto a las grietas más graves, será necesario que un experto valore si es necesario aplicar medidas correctoras a nivel de estructura antes de dar un lavado de cara a nuestras paredes y techo.

Alicia Rubio

Arquitecto Técnico. Responsable del departamento de control y seguimiento de obras. - Technical Architect. Head of the department of control and monitoring of works.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Sobre Blues Simon Group

    Blues Simon Group es una constructora ubicada en Altea, especialista en construcciones, rehabilitación y ejecución de obra. Trabajamos para empresas y particulares y les ofrecemos un amplio abanico de servicios para hacer de su hogar o negocio lo que usted desee.
  • Servicios

    El área de Servicios Integrales de Blues Simon Group nace con la finalidad de ofrecer a nuestros clientes los mejores y exclusivos servicios para su vivienda.
  • ExponerA Touch of Luxury